Y si nace en casa?

 

El milagro de la vida es algo hermoso y bello, ver parir a nuestra perra es un momentos muy emocionante si lo podemos presenciar sin poner nerviosa a la madre de los cachorritos que están por nacer.

Es importante que cuando se acerca el momento de la parición nuestra perrita esté en un lugar cómodo y tranquilo.

Para que la puedas asistir siendo más que solo un espectador, aquí van unos consejos que sin duda te ayudarán a vivir juntos este lindo proceso.

¿Cómo saber cuándo llega el momento?
Las perritas actúan de manera intuitiva, y más bien callada, normalmente no es un trance ruidoso que advierta que ya vienen los cachorros.

Sin embargo, hay algunas señales que indican que se acerca el gran momento:

Hacer hoyos o escarbar en el suelo. Es verdad que no todas las futuras madres actúan igual pero éste, será una conducta muy recurrente en ellas. Proteger su camada buscando un lugar calentito y acogedor, sin miedo a que escapen los cachorros. Otro indicio de que indica la cercanía del parto es el hecho de que las perritas comienzan a secretar leche por sus mamas, esto sin duda nos indica que el gran momento se acerca.
La pérdida del apetito, también es un signo de que indica que puede estar pronta a parir, lo que pasa es que los cachorritos se muevan más mientras se acomodan, provocando náuseas y también vómitos y eventualmente pérdida de apetito.

Siempre tenemos que dejarla descansar, en lo posible, entregando cariño y acogida y así se sentirá acompañada.

Estará tranquila y relajada.
Momentos antes de parir tu perrita se echará, estará muy tranquila y tal vez “respire profundo en algún momento.
Muy importante es que tengas agua cerca, si agua para que beba, hidratarla será importante en este momento.

 

 

¿Cómo ayudarla a parir?
Llegó el gran momento!, luego de reconocer todas o alguna señales de que el estamos cerca, lo que queda es echarle una mano. ¿Cómo hacerlo?

Recuerda preparar un tiempo antes algún lugar íntimo para que para, si tienes más mascotas evita que lleguen aislando de alguna manera el cubil.
Indícale el lugar yendo con ella cuando inicie algunos de los síntomas que revisamos antes y ayúdala a llegar hasta allí.

 

Durante el parto.
No intervengas a menos que sea necesario, la nueva madre, instintivamente expulsará los cachorros, ojo, es normal que vengan de cola o de cabeza de manera indistinta, eso es normal. Nuestra perrita, limpiará al cachorro liberándolo de la placenta y cortará el cordón umbilical.


Entre un nacimiento y otro, suele hacer un descanso, normalmente de unos 20 minutos. Si la perra hace esfuerzos durante una hora sin que nazca ningún cachorro, y si después de haber expulsado el último cachorro continúan las contracciones. LLAME AL VETERINARIO

 

¿Cuándo tu ayuda es necesaria?
Son puntuales los momentos en que podrás ayudar a tu perrita a dar a luz algún cachorro.
Por ejemplo si la madre no pudo romper el saquito que cubre al cachorro de placenta, tu deberás hacerlo, ayudando suavemente a romperlo, límpialo vigorosamente con una toallita y luego entrega el cachorro a su madre. Trate de controlar que hayan tantas placentas como cachorros, pero deje que la madre se coma alguna si quiere hacerlo es normal y la ayudará.

Otro momento en que tu ayuda puede ser necesaria, es aquel en el cual la perrita lame a sus cachorros durante sus primeros minutos de vida, colabora si hay muchos cachorros, cómo hacerlo? , con un pañito muy suave y un poco húmedo.

Vigila a los recién nacidos.
Si algún cachorro muere, será una pena pero es normal que ocurra y es poco lo que puede hacer la madre o tu, sin embargo si ayuda por ejemplo, si observas a un cachorrito que no respira, limpia su boca y frótalo suavemente para ver si puedes hacer que reaccione. Si no es posible, apártalo de la madre y de los demás cachorros.

Cuando hayan salido todos los cachorros vigila que la nueva madre no rechace a ninguno, y los alimente por igual. Es normal que los cachorros sanos y vivaces quieran mamar casi inmediatamente y también buscarán el calor de la madre y de la camada. hay que tener en cuenta que durante los primeros día de vida los cachorros no son capaces de regular su propia temperatura, por lo que hay que mantenerlos en un ambiente cálido, que la hembra es capaz de proporcionar.

Aporta a la nueva madre de productos y nutrientes que le permitan seguir fuerte y así enfrentar de manera saludable la lactancia de los cachorros y mantener una buena condición corporal, al terminar este periodo de crianza.

Autor: Promascotaschile, con la asesoría veterinaria de la Dra. Mónica Herrera C., MV UACH.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.